Enero Astronomico (Ene 17)

ENERO  ASTRONOMICO

EL  CIELO  DEL  ANOCHECER

Alto sobre el horizonte oriental destaca el Orión, con las Tres Marías que apuntan por la derecha a  Sirio del Can Mayor, la estrella más brillante del firmamento y, hacia la izquierda al rojo Aldebarán del Toro. Sobre las Tres Marías brilla Rigel y, bajo ellas el rojizo Betelgeuse.

ene-17-can-menor              Tras Sirio viene Proción del Can Menor y, asomándose en el noreste, se percibe a Cástor y Pólux, los Gemelos.

Hacia el sur vemos, rasando el horizonte a la Cruz seguida por Alfa y Beta del Centauro; pasada la culminación está Achernar del Erídano, llegando a ella Canopo de la Carena.

En el poniente Fomalhaut del Pez Austral en tanto hacia el norte vemos caer al ocaso el Toro siguiendo a Capella del Cochero.

 

EN  EL  CIELO  ESTRELLADO 

A medida que se diluye el crepúsculo vespertino, va “asomando” en la bóveda celeste una serie de estrellas brillantes como es el par de luminarias, al sudeste de Orión: Sirio y Canopo las más brillantes del cielo nocturno.

ene-17-canopo

                Con magnitud -1,47 Sirio dobla a Canopo con -0,72 y, si a primera vista parecen similares, tal impresión es superficial ya que Canopo es toda una planta de poder en comparación con Sirio que a su vez supera al Sol en 25 veces su brillo.

Canopo es la más brillante estrella de la constelación Carina, la Quilla, que, junto con Puppis la Popa, y Vela formaron la gigantesca constelación Argo Navis. Según la mitología, Jasón y los Argonautas usaron este barco en su búsqueda del Vellocino Dorado. Su nombre Canopus, parece provenir de otra leyenda: era el piloto de otro barco, el enviado por el Rey Menelao de Esparta a rescatar su esposa Helena raptada por París hijo del Rey de Troya.

Destacada por su brillo, Canopo ha tenido diversos nombres en el curso de los siglos: para los árabes Suhail, de Al Sahl la “llanura”, o también Al Fahl el “Camello macho” como referencia a su importancia como guía de los hijos del desierto.

Los astrónomos, como es de suponer, saben hoy más de Canopo que hace 20 años. Gracias a Hiparco, el satélite astrométrico de la ESA, la sitúan a 310 años luz con una tolerancia del 5%. Combinando distancia con brillo aparente tenemos que su luminosidad se empina a 13.000 veces la del Sol, lo que la corona como la intrínsecamente más brillante en un entorno de al menos 400 años luz. De estar a la distancia de Sirio, brillaría con magnitud -8,4.

ene-17-gallus

                A lo dicho agreguemos que Martin George, en su sección “Southern Sky” (Astronomy, Nov 2016), nos lleva a reflexionar acerca de constelaciones ya olvidadas tal como Gallus el Gallito por primera vez “visto” a comienzos del siglo 17, e incluido por el astrónomo holandés Petrus Plancius en su globo celeste de 1612, ubicándolo detrás del Canis Major y mirando en su misma dirección. Las estrellas de esta constelación pertenecen a lo que es actualmente la parte norte de Puppis la Popa. Gallus existió en la vecindad de Xi y Omicron Puppis, varios grados al este de Tau Canis Majoris, y no se sabe porque Plancius incluyo la diminuta figura en su hermoso globo.

Varios cartógrafos celestes más tarde incluyeron a Gallus en sus cartas, siendo tal vez el más notable de ellos el astrónomo alemán Jacob Bartsch, que la incorporo en su carta de 1624; en un intento por conectar constelaciones con la Biblia, sugirió que Gallus era el gallo  que canto luego que Pedro hubo negado por tres veces conocer a Jesús. Seis años después de haber publicado sus cartas estelares Bartsch se casaba con la hija de Johannes Kepler.

Los anocheres de Enero son adecuados para ponderar la historia de esta hoy obsoleta constelación ya que la región aparece elevada en el oriente. Sin embargo también podemos barrer la zona con binoculares buscando una pequeña mancha luminosa 1,5° al noroeste de la estrella de tercera magnitud Xi Pup, fácil de reconocer por la presencia de una estrella de quinta magnitud 5’ al sudoeste. Esa manchita luminosa es el cumulo abierto M93 que luce muy atractivo en un telescopio de 10 cm; aunque cubre solo una pequeña porción de un campo de baja potencia, resalta una docena de estrellas y, con visión indirecta destaca con mayor claridad.

De su columna de Noviembre 2013, agreguemos a Limax del naturalista inglés John Hill, quien la inventó junto a otras 14 introduciéndolas en sociedad en su obra de luengo nombre, “Urania: Una Visión Total de los Cielos; conteniendo la Astronomía Antigua y Moderna, en Forma de Diccionario”

ene-17-limax               Hill describe a Limax como un “caracol desnudo”, en otras palabras una babosa. La ubica en una pequeña región celeste en la esquina sudoeste de Orión (la sección superior izquierda según vemos desde el Hemisferio Sur), vecina a la luminosa Rigel. El describe la zona en cuestión como “entre Orión, la Liebre y el Erídano.”

No se acompleje de no ver allí algo que luzca como una babosa, ya que parece se precisa un exceso de imaginación verla. Algunos estudiosos sugieren, creen, sospechan, que Hill tuvo  satíricas razones para inventar Limax.

LOS  PLANETAS

                 Cuando y donde verlos:

Atardecer Medianoche Amanecer
Venus       W

Marte        W

Mercurio   ESE

Saturno     ESE

Júpiter       ENE

                   Teniendo de fondo a Acuario el Aguador en el poniente, destacan Venus y Marte como base de un triángulo isósceles que tiene a Fomalhaut del vecino Pez Austral en el ápex, arriba a la izquierda.

Venus, con magnitud -4,4, luce cual faro durante Enero incrementándose con el correr de los días para llegar a -4,7 a final del mes: más de 100 veces el brillo de Marte, que con magnitud 0,9 supera a duras penas a Fomalhaut con 1,2. Llega a su máxima elongación Este de 47° el día 12 cuando lo veamos con 20° de elevación sobre el poniente a una hora del ocaso solar. Si bien pierde altura en las siguientes semanas continúa aproximándose a Marte, que desciende aún más rápido hacia la derecha superior de Venus.

Se sugiere seguir con el telescopio los cambios de iluminación de Venus cerca de los días de máxima elongación. El planeta llega al 50% el 14 de Enero, pero el momento en que los observadores lo ven a exactamente la mitad de iluminación difiere por algunos pocos días – un fenómeno conocido como efecto de Schröter. Para fin de mes solo un 40% del disco planetario de 30” se ve iluminado.

Venus pasa desde Acuario a Pisces el 23 de Enero, siguiente a Marte cuatro días más tarde. A pesar de su vecindad en la bóveda celeste Marte palidece en comparación con Venus no solo en cuanto a brillo sino en aspecto ya que su disco de 3” es totalmente anodino. Sin embargo nos servirá para ubicar al más débil planeta del sistema: Neptuno, con magnitud 8 y de quien pasa por el sur a 1,2°. La mayor vecindad  ocurrirá a las 04 UT, pero permanecerán dentro de  0,5° todo el día. Al telescopio, con amplificaciones medias, se podrá apreciar el disco gris-azulado de 2,2”.

Júpiter, sobre el horizonte matinal, continua separándose del Sol y dominando la escena desde la medianoche, a comienzos de Enero, y casi dos horas más temprano cada día, hasta fin de mes. Permanece en Virgo, a unos 4° al norte de la blanco-azulada Spica, superándola con magnitud -2,0 en 15 veces.

A medida que progresa el amanecer, y Júpiter se empina más alto, se hace un objeto esplendido al telescopio. Los observadores ocupan mucho de su tiempo enfocando el complejo tejido de sus nubes, las bandas atmosféricas y sus cuatro lunas principales. Pero otra sutil característica merece nuestra atención: aun instrumentos pequeños muestran que Júpiter es achatado, con un diámetro ecuatorial 7% mayor que el polar. A mediados de Enero, el planeta mide 37,0” en el ecuador y 34,7” en sus polos.

Saturno vuelve a visitarnos antes del amanecer; asomándose una hora antes del Sol a comienzos de Enero, y adelantándose media hora por semana para, a fin de mes, vérsele al despuntar el alba a 20° de altura sobre el oriente. Habita entre las estrellas de Ofiuco, bajo la familiar forma del Escorpión brillando con magnitud 0,5, mayor que cualquiera de la zona.

Cuando a  fin de mes este alto sobre el horizonte será un hermoso objeto al telescopio con un disco de 16”, anillos a 35” e inclinados en 27°.

Para la segunda semana de Enero, Mercurio aparecerá a la derecha y abajo de Saturno. Llega a su máxima elongación Oeste de 24° el 19 del mes y estará a 11° de altura en el ESE 45 minutos antes del orto solar. Al telescopio se revela un disco de 7” iluminado en dos tercios, sin embarga las mejores vistas se darán diez días antes, cuando muestre un hermoso creciente de 8”.

PARA  CONTEMPLAR

Al atardecer sobre el poniente durante todo el mes destacara el alineamiento de Venus y Marte.

A las 21:30 sobre el poniente: entre el 31 de Diciembre y el 3 de Enero, lo mismo que entre el 30 de Enero y el 1 de Febrero veremos al delicado creciente lunar recorrer la alineacion Venus-Marte.

Entre el 8 y el 9 veremos a la Luna pasar cerca de Aldebaran alcanzando la minima distancia, fuera de nuestra vista, el 9 a las 12 hr cuando pase a la estrella por el norte a 0,4°.

El día 14 entre las 23:39 y las 00:46 del 15 veremos, sobre el ENE, a la Luna ocultar a Regulo.

El 18 a las 2 de la madrugada sobre el oriente veremos a la Luna enfrentar al binomio Júpiter-Spica, con el que se alineara el dia siguiente para seguir su rumbo el día 20.

El 23 a las 5 de la madrugada tendremos sobre el oriente a la Luna en menguante junto a Saturno y Antares y, al dia siguiente la Luna pasando junto al planeta.

El 25 a las 6 de la madrugada veremos al finisimo menguante lunar deslizandose en la vecindad de Mercurio.

PERIHELIO

                El 2 de enero a las 11 horas la Tierra, en su elíptico recorrido anual en torno al Sol, alcanzará su mínima distancia al Astro Rey:  147,1 millones de kilómetros.

Una ayuda extra a hacer nuestro verano más cálido.

León Villán Escalona

 (Socio 849)